Caverna Kururu Kua

Paraguay Paraguay : Caverna Kururu Kua

kuru

 

Una exuberante vegetación ocultó hasta el 2007 un cenote o caverna con agua de características naturales y paisajísticas únicas. Se trata de Kururu Kua o Nido de Sapos, ubicado en Bella Vista Norte, en el distrito denominado Rinconada, Departamento de Amambay, a 57 km del centro de Bella Vista, dentro de una propiedad privada.

 

Caverna Kururu Kua en Youtube

Este cenote, describe Raúl Santiviago, líder de AventuraXtrema Paraguay, es un “capricho de la naturaleza”, un fenómeno geológico muy escaso en el mundo porque no se formó con piedra calcárea como en casi todas las cavernas en el mundo. El Kururu Kua –bautizado así porque en su interior viven muchos sapos– está formado por arenisca, material estructuralmente blando, lo que le hace interesante  “El sitio fue descubierto por casualidad en 2007 cuando con un grupo de expedicionarios viajamos al Ojo de Mar, explorado por primera vez en 1999”, relató Santiviago al tiempo de destacar que fueron los lugareños quienes difundieron el rumor de que existía un pozo sin fondo que estaba a 4 km del Ojo de Mar.  “Cuando llegamos por primera vez no podíamos creer lo que estábamos viendo, era un pozo de casi 100 metros de profundidad y 300 metros de diámetro el cual tenía una laguna de agua transparente que solo se deja ver parcialmente, pues la vegetación y la diferencia de altura ocultaban el espejo de agua”, expresó.  El cenote tiene túneles y cavidades subacuáticas con extraordinarias dimensiones y se presume que en el fondo del abismo pueden encontrarse fósiles de hace miles de años. Además, al tratarse de un sitio casi único en el mundo podría también existir especies únicas que habitan en este tipo de lugares, según el buceador.  Importancia. Kururu Kua es sin dudas un lugar de relevancia científica, por su geografía, su singular arquitectura, y por tratarse de un sitio único en el planeta. La Facen y Guyra Paraguay, apoyaron la última expedición que se realizó en octubre, comentó Raúl Santiviago. La otra expedición se hará a inicios de 2014, con el objetivo de bucear hasta los 100 m, y determinar mejor la forma que tiene el sitio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *